Felicidad

“La felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría.”

Definición de Felicidad en la Wikipedia.

Dicen que la felicidad es como el amor, no se puede explicar. Simplemente lo sabes.

¿Soy feliz?

mona_lisa
¿Sonríe o llora?

Una pregunta tan sencilla y a la vez tan compleja. ¿Cómo puedo saber si soy feliz? ¿Y si no soy feliz pero me estoy engañando y creo que lo soy y por eso no sigo buscando la felicidad?¿Y qué diferencia hay entre eso y ser feliz? ¿No es ser feliz equivalente a sentirse feliz? ¿Importa entonces si originariamente lo era o simplemente me engañé para serlo?

¿Hay grados de felicidad? ¿Se puede ser más feliz de lo que soy? ¿Cómo? ¿Quiero serlo? Debería, ¿no? ¿No es la felicidad lo que todos quieren alcanzar? Algunos a través de la alegría, otros a través del dolor,… pero eso es lo que los hace felices, ¿no? Cada uno a su manera, pero todos luchan por ser felices, por sentirse bien.

¿Es entonces la felicidad la meta a la que todos aspiran llegar pero que ninguno llega a alcanzar porque es sólo un ideal abstracto?

three_buttons
No te engañes, no son felices, sólo son chapas

¿Qué es entonces la felicidad?

Supongo que hay tantas definiciones de la felicidad como personas han existido, existen y existirán. ¿Es estar contento continuamente? ¿Es pasarlo bien? ¿Es que nada te afecte negativamente? ¿Es sentirte bien contigo mismo? ¿Es sentirte realizado? ¿Es sentir que no estamos solos en el mundo? ¿Sentir que hay un destino? ¿Sentir que hacemos todo lo posible por hacer el bien? ¿Es dejar una marca en la historia para que otros puedan recordarnos?

Cada uno busca su propia felicidad como puede. No hablamos de hedonismo, no confundamos placer con felicidad. Las personas hacen lo que hacen porque quieren sentirse bien. Quieren ser felices.

El religioso que se sacrifica por los demás busca la felicidad en ese sacrificio, ya sea en el acto de ver cómo hace felices a otros o en la promesa de un paraíso donde alcanzará la ansiada felicidad. El emprendedor que construye su empresa lo hace porque cree que al hacerlo será más feliz que al ser un asalariado común y corriente. El niño que corre por el parque lo hace para sentirse bien.

No todas nuestras acciones van enfocadas a buscar la felicidad. Pero sí la gran mayoría. Podemos desviarnos del camino, pero la dirección es siempre la felicidad.

Pero aún no hemos conseguido aclarar qué es la felicidad.

Sabemos que la felicidad es algo positivo, no negativo. Es un estado que se quiere alcanzar. Un estado en el que nada (o casi nada) interfiera en negativamente en nuestro estado de ánimo. Por otra parte, la felicidad por definición no es pasajera, es algo estable. No es una sensación que aparezca y desaparezca. El que es feliz, lo es por espacios de tiempo largos.

Aún considerando que la felicidad es algo personal, se podría definir abstractamente como la paz interior que uno puede llegar a alcanzar. Donde nada te perturbe, donde puedas meditar con tranquilidad los pasos que vas a dar en la vida. Donde la vida te parezca bella. Quizás el nirvana.

Si es tan fácil, todo el mundo debería ser feliz

Ese razonamiento es erróneo, en ningún momento hemos aclarado que la felicidad sea fácil de conseguir. Teóricamente es sencilla, pero en la práctica siempre tendremos remordimientos, miedos y factores externos que se interpongan entre nosotros y nuestra paz interior.

Pirámide de Maslow de la Felicidad
Pirámide de la felicidad de Maslow

¿Cómo podría un esclavo, atado de pies y manos, buscar su propia felicidad? No tiene opciones para ello. Su línea de acción está tan limitada que por mucho que intente caminar hacia la felicidad, se desviará una y otra vez sin lograr alcanzarla. Muchos son esclavos de sus propios miedos, y aún teniendo la oportunidad, no son capaces de escapar a esa ansiada felicidad.

Otros ni siquiera conocen el camino hacia la felicidad. O bien porque no se conocen a sí mismos lo suficiente, o quizás porque se conocen demasiado. No tienen ninguna brújula que les oriente hacia el camino.

La inmediata conclusión a la que muchos llegarán es que sí hay una forma fácil de sentirse feliz: las drogas. Una forma artificial como otra cualquiera de sentirse bien, ¿cierto? Bueno, es una opción. Aún cuando quitáramos todos los efectos secundarios de las drogas y fueran absolutamente inocuas, simplemente dándonos ese estado de felicidad que tanto ansiamos… ¿Querríamos usarlas? ¿Querríamos ser esclavos de nuestra fuente de felicidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *