Descartes, El Discurso del Método, Segunda Parte

“Más, como hombre que camina solo y en las tinieblas, me decidí a caminar tan lentamente y a poner tanta circunspección en todo, que, aunque avanzara  solo muy poco, al menos me libraría mucho de caer. No quise siquiera comenzar rechazando completamente ninguna de las opiniones que antaño habían podido deslizar en mi espíritu sin haber sido introducidas por la razón, hasta después de pasar tiempo suficiente haciendo el proyecto de la obra que emprendía, y buscando el verdadero método para alcanzar el conocimiento de todas las cosas de que mi espíritu fuera capaz.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *