Involución (o cómo autoextinguir tu especie)

Desde el principio, la evolución [1] [2] nos ha ido adaptando al medio, de forma que el ser humano se ha ido formando como tal. Millones de mutaciones en los genes, de las que sólo las más favorecedoras han ido prevaleciendo generación tras generación, haciendo que la especie avance y mejore, convirtiéndose en la especie dominante de nuestro planeta.

Pero en el estilo de vida del mundo moderno, sobre todo en las ciudades, ha hecho que nuestra evolución ya no sea como antes. Hoy en día, con la medicina, cualquiera puede tener hijos, incluso aquellos que en otras circunstancias no habrían tenido descendencia. Los individuos enfermizos sobreviven gracias a la medicina. Y no sólo sobreviven, sino que siguen esparciendo sus genes, haciendo que cada vez haya más individuos enfermizos. Richard Feynman cuenta en una de sus biografías que una vez preguntó en una reunión cuántos de los presentes seguirían vivos si no existiese la Medicina. La mayoría no levantó la mano.

Un individuo poco favorecido, poco agraciado físicamente y con un intelecto escaso, es decir, un individuo no atractivo de forma natural no hubiese podido reproducirse y sus genes, aquellos que le desfavorecían, hubieran desaparecido con él. Hoy en día, ese individuo tiene más probabilidades de reproducirse. No sólo gracias a la cirugía estética, sino gracias a las donaciones de semen y óvulos.

Después de esta reflexión nos planteamos cuestiones morales de difícil respuesta: ¿Debemos seguir como si no pasara nada, dejando que se extiendan los genes “menos favorecedores”? ¿Deberíamos revisar el ADN de todas las inseminaciones artificiales buscando una evolución artificial? ¿Debemos dejar que las inseminaciones artificiales sigan siendo anónimas? ¿Debemos fomentar la reproducción de los individuos “más favorecidos”? ¿Y en qué dirección deberíamos “evolucionar” nuestra especie? ¿Añadimos capacidades que no teníamos hasta ahora? ¿Qué consecuencias puede derivar?

El mundo y sus demonios

Un dragón invisible, incorpóreo y silencioso

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre un dragón invisible,incorpóreo y flotante que escupe un fuego que no quema y un dragón inexistente? Si no hay manera de refutar mi opinión, si no hay ningún experimento válido contra ella, ¿qué significa decir que mi dragón existe? Su incapacidad de invalidar mi hipótesis no equivale en absoluto a demostrar que es cierta. Las afirmaciones que no pueden probarse, las aseveraciones inmunes a la refutación son verdaderamente inútiles, por mucho valor que puedan tener para inspirarnos o excitar nuestro sentido de maravilla. Lo que yo he pedido que haga es acabar aceptando, en ausencia de pruebas, lo que yo digo.

Carl Sagan, El Mundo y sus Demonios

(puedes encontrar un extracto más amplio en este enlace)

Todos nos hemos encontrado alguna vez con experiencias inexplicables que nos sorprenden, asombran o asustan. Copérnico se extrañaba de las sombras en la Luna, Newton no entendía por qué todo caía hacia abajo, Galileo veía cómo dos piedras de diferente tamaño caían a la vez, a Kepler no le encajaba el movimiento de las errantes,…

Continúa leyendo El mundo y sus demonios

Terremotos

Hoy vamos a meter mano a un tema que también está candente: los terremotos.

En algún momento de nuestra larga escolarización, nos explicaron lo que eran las placas tectónicas y su movimiento lento pero constante a lo largo de los milenios. Este movimiento hace que las placas de vez en cuando rocen y friccionen entre sí, provocando lo que conocemos como terremoto o maremoto (dependiendo si sucede en la tierra o en el mar).

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:TectonicReconstructionGlobal2.gif
Movimiento de las placas tectónicas

Se sabe que ha habido terremotos desde hace millones de años, aunque los testimonios escritos tienen que esperar a épocas más recientes. Por ejemplo se tiene constancia de un terremoto que tuvo lugar en Creta, en el año 365, que se llevó por delante a 50.000 víctimas.

Por supuesto, anteriormente los terremotos solían achacarse a iras divinas. Pero la geología ha ido descubriendo y describiendo este tipo de fenómenos, dando explicación a algo tan sorprendente como que de pronto la Tierra se eche a temblar.

Mediciones de los Terremotos

A prácticamente todos nosotros nos suena la escala de Richter. Esta escala logarítmica sirve para medir la intensidad de un terremoto. Al ser logarítmica, esto significa que a más alto estamos en esta escala, más rápido se incrementa la intensidad de un terremoto. Hay mucha más diferencia de intensidad entre un nivel 6 y un nivel 7 que de un nivel 1 al 2.

Pero también existe otro tipo de escala, la escala Mercalli. Esta escala sirve para medir las consecuencias de un terremoto. Se utiliza menos porque es más difícil comparar dos terremotos ocurridos en poblaciones diferentes, ya que sus efectos dependen mucho de cómo esté preparada dicha población. Por ejemplo, en Japón están mucho mejor preparados que en Haití para sobrevivir a un terremoto.

Consecuencias de los Terremotos

Aparte de las consecuencias lógicas del movimiento sísmico (grietas en los edificios, derrumbes, incluso aparición de grietas en el suelo), existen otras consecuencias menos visibles al ojo humano.

Como ya hemos dicho, un terremoto no es más que un movimiento de las placas tectónicas que sustentan la tierra que pisamos. Si estas placas se mueven, es lógico deducir que la tierra sobre la que vivimos también se irá desplazando levemente en cada terremoto. Y, efectivamente, así es. Mediciones precisas sobre el último terremoto en Chile han confirmado que la posición de los edificios ya no es la misma sobre la esfera terrestre.

Otra consecuencia menos previsible es las posibles implicaciones sobre la Tierra como planeta. Nuestro planeta sigue siendo una masa esférica colgada sobre el espacio, girando tanto alrededor del Sol como alrededor de sí misma. Pues bien, parece ser que los terremotos también pueden influir en al menos uno de estos giros. Según investigadores de la NASA, terremotos tan fuertes como el de Chile o el de Sumatra de 2004 pueden haber cambiado el eje de giro de la Tierra sobre sí misma, variando de esta forma la duración de los días de forma casi imperceptible (2,7 milliarsegundos, esto es unos 8 centímetros) [podcast].

¿Sabías que hay un mínimo de temperatura?

Nieve

La temperatura más baja que se puede alcanzar es de -273,15ºC o 0K. Esto es debido a que el frío no es más que la ausencia de calor. Por tanto, cuando se enfría un objeto, se le extrae su energía calorífica y llega un momento en que deja de tener energía calorífica y no se puede enfriar más.

¿Sabías que… nunca podrás remover una taza de café completamente?

Muevas como muevas una taza, siempre se moverá en círculos, elipses o volutas, que tendrán un centro que estará quieto. Nunca podrás remover una taza de café completamente de un solo movimiento.

taza de café
giro de la taza de café

Nucleares sí, nucleares no

Mucho se habla últimamente sobre el problema de las centrales nucleares. Parece que el tema se reduce a si eres un ecologista recalcitrante que quiere cerrar las nucleares a toda costa o si eres un alien radiactivo que se alimenta de móviles. Sin embargo, el problema es mucho más profundo de lo que pueda parecer.

No toda la radiación es artificial, existe radiación natural que nos rodea, porque existen elementos radiológicos en la naturaleza. El promedio medido a nivel del mar es de 0,00012 mSv/h (0,012 mrem/h) y la radiación natural del medio ambiente es cercana a los 0,0024 Sv.

Para poder entender mejor de lo que hablamos, en la siguiente tabla extraída de la wikipedia podemos comparar qué efectos tendría la radiación sobre el cuerpo humano:

Dosis (Sv) Efectos
0,05 a 0,2 Sin síntomas. Algunos autores consideran que existe riesgo potencial de cáncer o alteraciones genéticas, aunque no hay consenso en este tema.
0,2 a 0,5 El número de glóbulos rojos disminuye temporalmente
0,5 a 1 Enfermedad por radiación leve produciendo dolor de cabeza y mayor riesgo de infección. Puede producir esterilidad masculina temporal.
1 a 2 Envenenamiento ligero por radiación, mortandad del 10% después de 30 días
2 a 3 Envenenamiento severo por radiación, mortandad del 35% después de 30 días (DL 35/30).
3 a 4 Envenenamiento severo por radiación, mortandad del 50% después de 30 días (DL 50/30). Con dosis de 200 a 300 rad puede producir hemorragias en boca, bajo la piel y los riñones (probabilidad del 50% con 400 rad).
4 a 6 Envenenamiento agudo por radiación, mortandad del 60% después de 30 días (DL 60/30). La mortandad aumenta desde el 60% con 450 rad hasta el 90% con 600 rad (a menos que exista un cuidado médico intensivo)
6 a 10 Envenenamiento agudo por radiación, mortandad del 100% después de 14 días (DL 100/14). La supervivencia depende de los cuidados médicos intensivos recibidos.
10 a 50 Envenenamiento agudo por radiación, mortandad del 100% después de 7 días (DL 100/7). Una dosis de este nivel conduce a síntomas espontáneos después de 5 a 30 minutos.
50 a 80 Se produce desorientación y coma inmediato en segundos o minutos. La muerte se produce a las pocas horas por colapso total del sistema nervioso

Los trabajadores de centrales nucleares y hospital están siempre controlados por dosímetros. Legalmente, el ser humano no debe estar expuesto a más de 0,100 Sv durante un periodo de cinco años, no permitiendo más de 0,050Sv en un solo año. Es decir, que legalmente, nos estamos situando al principio de la primera fila de la tabla, en la que ni siquiera está demostrado que tenga efectos sobre el cuerpo humano.

Como comparación, saber que una radiografía equivale a 0.0002Sv, y que en las cercanías de una central nuclear no se detecta más de 0,001Sv al año (bastante por debajo del límite legal y del límite a partir del cual empiezan los efectos de la radiación). Casi despreciable cuando se compara con la radiación natural.

Es decir, vivir cerca de una central nuclear puede ser equivalente a unas cinco radiografías en un año. Radiación que médicos y enfermeros sufren colateralmente sin que nadie se lleve las manos a la cabeza. Esto es, los trabajadores de una central nuclear están sometidos a una radiación probablemente equivalente a los cirujanos que necesiten de Rayos X para operar (depende de qué tipo de trabajador y qué tipo de cirujano).

Cuando el argumento es válido para cerrar una central nuclear y sin embargo no es válido para cerrar un hospital, cabe preguntarse si el problema está realmente en la central nuclear o en los miedos que nos inculcan los lobbies.

Muchos aluden al fantasma de Chernóbil como ejemplo de accidente nuclear catastrófico. Lo que no suelen comentar es que dicho accidente fue debido a un error humano muy grave, casi premeditado. Viendo la lista de accidentes nucleares y teniendo en cuenta que actualmente hay casi medio millar de centrales nucleares en funcionamiento, la conclusión más lógica que podemos extraer es que las centrales nucleares son seguras. Los accidentes son pocos y muy controlados.

¿Deberíamos sustituir las centrales nucleares? Indudablemente, sería mucho mejor sustituirlas por métodos más ecológicos y seguros, y se investiga para ello. Pero a día de hoy la pregunta no es si cerramos o no las centrales nucleares. La pregunta es si podemos permitirnos cerrarlas sin volver a la Edad Media.

Actualización: Más información sobre Chernóbyl y el por qué de su explosión en este enlace.

Whatever happened, happened

Desafiando el futuro
Desafiando el futuro

Muchos personajes de ficción se preguntan en algún momento de sus ajetreadas vidas hasta qué punto estaban predestinados a hacer lo que debían hacer. Es una pregunta muy común entre superhéroes y protagonistas “por casualidad”. En el fondo todos sabemos que la historia estaba escrita así queriendo, para que nosotros, el espectador, nos sintamos identificados con ese personaje que encontró su historia sin buscarla. Es parte del guión. El personaje es así porque los guionistas así lo quisieron. Si el personaje no fuese tan casual y tuviera que forzar su historia, dejaría de ser tan interesante.

En la vida real pasa más o menos lo mismo. Nuestras vidas son como guiones de una película donde nosotros somos los protagonistas. Pero la pregunta es, ¿existe un guionista que escribe nuestras vidas? ¿O es sólo producto del azar? ¿Está escrito el destino? ¿Somos marionetas en el gran teatro del mundo?

Continúa leyendo Whatever happened, happened

Felicidad

“La felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría.”

Definición de Felicidad en la Wikipedia.

Dicen que la felicidad es como el amor, no se puede explicar. Simplemente lo sabes.

¿Soy feliz?

mona_lisa
¿Sonríe o llora?

Una pregunta tan sencilla y a la vez tan compleja. ¿Cómo puedo saber si soy feliz? ¿Y si no soy feliz pero me estoy engañando y creo que lo soy y por eso no sigo buscando la felicidad?¿Y qué diferencia hay entre eso y ser feliz? ¿No es ser feliz equivalente a sentirse feliz? ¿Importa entonces si originariamente lo era o simplemente me engañé para serlo?

¿Hay grados de felicidad? ¿Se puede ser más feliz de lo que soy? ¿Cómo? ¿Quiero serlo? Debería, ¿no? ¿No es la felicidad lo que todos quieren alcanzar? Algunos a través de la alegría, otros a través del dolor,… pero eso es lo que los hace felices, ¿no? Cada uno a su manera, pero todos luchan por ser felices, por sentirse bien.

¿Es entonces la felicidad la meta a la que todos aspiran llegar pero que ninguno llega a alcanzar porque es sólo un ideal abstracto?

Continúa leyendo Felicidad